Periodoncia

dentista mostrando rayos x al paciente

La Dra. Marina también es especialista en periodoncia, la especialidad de la odontología que se dedica al diagnóstico y tratamiento de enfermedades de las encías y los tejidos de soporte de los dientes, como el hueso alveolar. Los tratamientos incluyen limpiezas profundas, cirugías y terapias con antibióticos. La prevención y el mantenimiento son fundamentales en la periodoncia para evitar la pérdida de dientes .

También conocido como raspado y alisado radicular, este procedimiento realizado por el periodoncista implica la meticulosa eliminación de sarro y placa bacteriana de las superficies dentales, tanto por encima como por debajo de la línea de las encías. Utilizando instrumental especializado, se eliminan las bacterias y se alisan las raíces de los dientes, lo cual es crucial para detener la progresión de la enfermedad periodontal y fomentar la salud bucal a largo plazo. Este tratamiento es fundamental para mantener encías saludables y prevenir complicaciones más graves como la pérdida de dientes y el deterioro del hueso dental.

En casos de enfermedad periodontal avanzada, la cirugía periodontal puede ser crucial para tratar y restaurar la salud de los tejidos afectados. Procedimientos como la eliminación de bolsas periodontales, el injerto de tejido gingival o el injerto óseo son comunes para reconstruir áreas dañadas y promover la recuperación dental completa. Estas intervenciones quirúrgicas son esenciales para detener la progresión de la enfermedad y preservar la estructura y función bucal a largo plazo.

En la práctica periodontal moderna, el uso estratégico de antibióticos desempeña un papel crucial en el tratamiento de enfermedades periodontales avanzadas. Estos medicamentos son prescritos por periodoncistas para combatir infecciones bacterianas específicas y reducir la inflamación de los tejidos periodontales.

Los antibióticos pueden administrarse de varias formas, incluyendo enjuagues bucales, pastillas de liberación controlada o geles tópicos aplicados directamente en las bolsas periodontales. Esta variedad de métodos permite una aplicación precisa y dirigida, optimizando así los resultados del tratamiento.

Es fundamental que la administración de antibióticos esté coordinada con procedimientos periodontales como el raspado y alisado radicular. Este proceso elimina el sarro y la placa bacteriana de las superficies dentales, preparando el terreno para la efectividad de los antibióticos en la reducción de la carga bacteriana y la promoción de la cicatrización de los tejidos afectados.

Cada paciente recibe un plan de tratamiento personalizado basado en la evaluación de su condición periodontal y la respuesta individual a los antibióticos. Seguir las indicaciones precisas del periodoncista es crucial para asegurar una terapia efectiva y minimizar el riesgo de resistencia bacteriana. Este enfoque integral no solo busca la recuperación inmediata, sino también la salud periodontal a largo plazo, manteniendo la estabilidad de los tejidos y la funcionalidad dental.

Después de recibir tratamiento periodontal, establecer y mantener una rutina de cuidado oral meticulosa es esencial para asegurar resultados duraderos. Esto incluye cepillado dental regular, uso de hilo dental y enjuague bucal, junto con visitas periódicas al periodoncista. Durante estas visitas de mantenimiento, se realizará una limpieza profunda para eliminar acumulaciones de placa y sarro, y se evaluará la salud de los tejidos periodontales para detectar cualquier signo de recurrencia o deterioro.

Es fundamental entender que el tratamiento periodontal puede variar según la gravedad de la enfermedad y las necesidades específicas de cada paciente. Un plan personalizado será diseñado por el periodoncista tras evaluar exhaustivamente la condición del paciente, asegurando así un cuidado efectivo y continuo para mantener una salud periodontal óptima.

Mantener una rutina de cuidado oral meticulosa es crucial tras el tratamiento periodontal. Además del cepillado y el uso de hilo dental, las visitas regulares al periodoncista son fundamentales. Durante estas revisiones, se realiza una limpieza profunda para eliminar placa y sarro, y se evalúa la salud periodontal para detectar cualquier señal de problemas recurrentes.

La efectividad del tratamiento varía según la gravedad de la enfermedad y las necesidades individuales del paciente. Por eso, el periodoncista diseña un plan personalizado basado en la evaluación completa del estado del paciente. Esto garantiza un cuidado continuo y efectivo para mantener una salud periodontal óptima a largo plazo.